¿Cómo conseguir matrimonios duraderos y felices?

conyuge280x200Por Francisco Gras - www.micumbre.com
Para evitar que una relación matrimonial se deteriore es importante hacer un seguimiento continuo de lo que va bien y de lo que va mal. Algunas veces es necesario buscar la ayuda de un profesional cuya práctica se especialice en consejería matrimonial y estar dispuesto a hacer el máximo esfuerzo por salvar tu matrimonio.

Más del 50% de los matrimonios terminan en divorcios. Por lo tanto más del 50% de los niños viven en un hogar de un solo padre o sin alguno de sus padres biológicos. Lamentablemente ésta situación afecta a los hijos de una u otra manera, algunas veces al punto de crear niños problemáticos y traumatizados.

Esta es la razón del artículo, expresar algunos consejos para que los matrimonios duren.

Educación personal y respeto mutuo
Es muy importante conocer las reglas de educación que se deben usar en la convivencia entre las personas. Cuanto mas confianza se tenga con las personas queridas mas educados hay que ser. No se puede bajar la guardia y argumentar la excesiva confianza para no cumplir con las reglas básicas de educación. Debemos de tratar con respeto a la esposa/o públicamente y en la intimidad. Si cada día se va cediendo en las normas de educación, llega un momento en que la familia se convierte en una selva, donde gana el que mas grita.

Negociar y ceder
Cuando tengan diferencias ostensibles tienen que negociar cuales se van a quedar, de que forma se van a quedar y cuales deben desaparecer. La negociación no es de quien gana más y quien pierde más. Es la de saber cómo van a vivir mejor los dos.

Tener objetivos claros y poner los medios necesarios para conseguirlos
Los objetivos que se van a proponer para que los compartan como pareja serán en el orden familiar, espiritual, profesional, social, económico, etc. Estos objetivos tienen que ser muy claros, realistas y asequibles. Además hay que definir los medios a emplear para conseguirlos y el método para medir los avances o retrocesos. Si los propósitos no son realistas pueden crear frustración y promover el abandono de ellos.

Ser austeros
La austeridad con moderación es una virtud que puede hacer hasta disfrutar a los que la practican. Es lo contrario del despilfarro al que están acostumbradas muchas sociedades. Siendo austeros darán un buen ejemplo a los hijos porque aprenderán lo que cuesta ganar el dinero y otras virtudes humanas.

Ser ordenados
El orden empieza por el aspecto personal, pasando por la casa, las finanzas y las relaciones familiares y sociales. Las tareas a realizar deben estar bien definidas de acuerdo a la mejor habilidad, tiempo o posibilidades de cada uno. Ninguna tarea familiar es humillante para quien la hace con cariño, entrega y gusto.

Sacrificarse por la otra persona cuando sea necesario
El sacrificio total y desinteresado hacia la esposa/o, hijos o familiares representa la culminación del matrimonio. Todos los sacrificios que hagamos por nuestra familia son un ejemplo extraordinario para todos los miembros de la misma y para la sociedad.

Poner a Cristo en el medio de la relación
Rezar en familia y frecuentar los sacramentos como la eucaristía y la confesión es indispensable. De esa manera reconocemos que el verdadero amor se nutre del amor infinito de Dios lo cual nos va permitir entregarnos y amar sin condiciones a nuestra familia.

Síguenos en

facebook twitter rss

LogoIconSquareRev

JPCG BannerSM